Un poco más de mi…

¡Hola!

No cabe duda que estoy muy contento de escribir y sacar todo lo que pasa por mi cabeza. Así como justo ahora pienso ¿seré el único que necesita hacer esto? Y estoy seguro que no, sin embargo soy tan curioso que no solo pienso en mí sino en cómo es que pensarán los demás.

Después de mi último episodio de ansiedad y ataque de pánico, que un día escribiré esta loca experiencia, me vinieron muchas reflexiones y pensamientos, tantos que me ha costado trabajo irlas bajando poco a poco. No soy psicólogo, ni terapeuta pero sí alguien que desde la experiencia ha aprendido a desarrollar intuiciones y a detectar ciertos factores que pueden ser indicios de una enfermedad, trastorno o digamos simplemente algo que no esta encajando correctamente en la cabeza de alguien y esta desequilibrando esa paz interior que a veces se quiere escapar. Normal, sí. Somos humanos y todos estamos expuestos a todo, nadie se salva de nada, entonces ¿por qué no comprendernos y apoyarnos?

Dentro de toda la serie de ideas y pensamientos que chocaban en mi cabeza, alguna veZ apareció: ¿y qué pasa si te avientas al vacío?, pensamientos muy recurrentes al estar en un balcón o cerca de algún precipicio, inmediatamente me daba miedo y me retiraba, me espantaba tener esos pensamientos.

No soy nadie para juzgar y de hecho quiero hacer hincapié antes de continuar que solo es como una especie de conclusión ante la vida. Existen dos tipos de personas:

La que lucha por vivir y la que deciden marchar.

No tengo ningún adjetivo para calificar estos actos, solamente me doy cuenta que al final de este proceso y llegar hasta la última gota que derramó el vaso, siempre he decidido continuar y esa negación a creer que siempre va a llegar algo mejor me obligó a ponerme a prueba y llevarme a mi mismo a probar límites para demostrarme que yo podía con todo y que sin dolor no se vivía feliz.

Hoy ¿qué creen? pienso todo lo contrario, la vida es bella y nadie esta condenado a vivir la vida que tiene porque no es una pena, solamente estamos destinados a vivir, ese fue nuestro regalo: nosotros decidimos qué camino tomar.

En los próximos días escribiré un pensamiento para aquellos que decidieron irse, por qué puedo entender que no la estaban pasando bien y ¿sabían que nosotros podemos ayudar para evitar eso? La receta es muy simple, pero primero debes estar bien tú, así que no descanses y lucha siempre por tu paz interior ya que esa luz será la que ilumine tu camino y tal vez el de otros. Somos una COMUNIDAD.

Ya iré escribiendo de más cosas, recomendaciones de libros, lugares, cafés, viajes, wellness, etc. y un poco más de mi, así entenderán mejor de que manera veo la vida y si de algo les sirven mis experiencias estaré encantado de haber entrado a su cabeza y aportar algo…

Finally normal people…LOL


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.